EL ARTE DE REGALAR

Todas las personas tenemos en algún momento de nuestra vida algo que agradecer o recordar a otra. Y es en estas situaciones donde el regalo adquiere un valor importante como recurso para expresar estos sentimientos.

Cuándo, cómo y qué regalar, en muchas ocasiones y dependiendo de cuánto se conozca a la otra persona, se convierte en algo que puede ser muy complicado o muy fácil, pero lo que casi todo el mundo desea cuando hace un obsequio es que el receptor del mismo: se sorprenda, le guste y nos recuerde.

Cuando usted vaya a realizar un obsequio debe disfrutar con su búsqueda porque, lo crea o no, cuanta más ilusión ponga en obtener ese regalo especial con el que sorprender a esa persona especial (cliente, colaborador o amigo), más fácil será el conseguir acertar con la elección del mismo.

Los regalos son un recurso bonito y agradable para estrechar lazos y manifestar lo que se siente: agradecimiento a nuestros clientes o proveedores, cariño hacia las personas que se quiere o, simplemente, agradecimiento por una invitación o un apoyo que se haya recibido.

Algo a destacar y en donde se debería poner mucha atención es que, aunque sea algo habitual que se realiza año tras año, no por ello debe ser algo mecánico y aburrido. Los regalos en el mundo empresarial forman parte de la política de comunicación ya que, aunque sea un simple objeto, éste se convierte en mensajero de su empresa, y buscar la diferenciación o la sorpresa debe ser uno de los principales objetivos. Cualquier pequeño detalle que ayude a su empresa a diferenciarse siempre será positivo y le ayudará a un mejor posicionamiento.

Veamos el significado de qué es un regalo. Según la Real Academia Española es: “una dádiva que se hace voluntariamente o por costumbre” y regalar es: “dar a alguien, sin recibir nada a cambio; ofrecer algo en muestra de afecto o consideración o por otro motivo” . Por tanto, podemos decir que el regalo nace de un deseo espontáneo de expresar a una persona nuestros sentimientos positivos o agradecimiento.

Pero, ¿por qué regalar? El obsequio como tal es algo más que una muestra de sentimientos positivos hacia una persona. El regalo tiene un alto significado: es capaz de perdurar en el tiempo, permanece en el recuerdo de las personas, lleva consigo implícito un mensaje por parte del que lo realiza, a la vez que refleja su personalidad. Si se realiza teniendo en cuenta unas determinadas y sencillas premisas que iremos desgranando a lo largo de este documento, el éxito está prácticamente asegurado. Regalar, ser regalado y, sobre todo, acertar en la elección es todo un arte.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir un regalo? Un obsequio es una muestra de amistad o de agradecimiento y quizás ésta sea la señal más importante de todas, no es una forma de comprar o sobornar a una persona. El obsequio es una muestra de afecto y gratitud , aunque no todos los regalos tienen la misma finalidad y, por supuesto, el mismo valor. Este tema es importante tenerlo en cuenta y siempre dependerá de la circunstancia, ocasión, persona, evento o público.

Los grandes quebraderos de cabeza vienen a la hora de la elección y, aunque en ciertas ocasiones el tema presupuestario es muy importante, en otras no lo es tanto.

Cuando vaya a realizar un obsequio algo que debe pensar es que no necesariamente ha de ser caro, debe ser algo escogido con buen gusto y que recuerde la ocasión. También debe tener en cuenta que sea un elemento útil o que sirva a quien lo recibe.

No todos los regalos tienen la misma finalidad, ni el mismo valor; por ello, es conveniente disponer de diferentes obsequios para entregar a diferentes públicos y siempre dependiendo de la ocasión o circunstancia.

 

Regalos promocionales . Son los que se entregan de una manera más generalizada y el coste suele ser bajo y el motivo principal es mostrar claramente quién lo ha realizado. Se identifica claramente la empresa y se incluyen datos de la misma como direcciones o teléfonos, así como los productos o servicios que se realizan. Se utilizan de forma generalizada y principalmente cuando la empresa asiste a ferias, congresos, exposiciones, visitas de grupos a la organización, etc. También son utilizados para repartir en fechas señaladas. Aquí encontrará una gran variedad de regalos, intente buscar algo diferente o que ayude a enfocar mejor su mensaje. Por ejemplo, si usted va a ir a una feria, imagine que quiere lanzar un mensaje a sus clientes de no dejar nada al azar y que en sus manos pueden estar tranquilos y el regalo publicitario sea  económico y fácilmente personalizable.

Por último, me gustaría comentarle que tan importante como el regalo es la forma de llevar, entregar o presentar la dádiva. Un presente de escaso valor monetario puede convertirse en el mejor obsequio recibido.

Saber regalar y presentar los obsequios es un arte y una gran oportunidad para estar muy cerca de sus clientes o colaboradores y recordarles, de forma agradable, quién y dónde está su empresa.

 Fuente Parcial: Microsoft

regalos publicitarios empresariales corporativos

PARA UN DULCE RECUERDO
PELICULAS, SINOPSIS, CRITICAS