INICIO DULCES JABON JUEGOS ROMPECABEZAS OFICINA  

ANON

Para indigestiones, intoxicaciones

6 cosas que debes saber de las frutas

Las frutas son beneficiosas si sabes cómo consumirlas. Pero, pueden ser tóxicas si tienes malos hábitos en tu alimentación.

Alguna vez te has preguntado por qué es importante comer fruta o cómo se deben consumirlas? Si la respuesta es negativa y por ende no tienes el hábito de ingesta de éstas, entonces este artículo es para ti, pues mía te da algunos consejos saludables y te explica por qué, cómo y cuándo debes sacarle el jugo a las frutas.

Para muchos, como para Luciana de 22 años, comer fruta es cosa de costumbre. “Desde niña me enseñaron sobre las frutas y siempre creí que comerlas era saludable, por eso las consumía en mis postres y demás. Sin embargo, siento que no me ayudan en nada, porque igual he subido varios kilos”, dice en su mail a mía.

La fruta ayuda en la digestión y la nutrición, porque son una fuente de vitaminas. Si se la consume de la forma adecuada puede favorecer al organismo, explica Elsa Viscarra, nutricionista de Vargas Catering.?“De lo contrario, puede contribuir en el aumento de peso”, añade. Por eso, la especialista explica que lo adecuado es consumir dos frutas al día.

UNA FUENTE DE SALUD, VITAMINAS Y ENERGÍA

Vitaminas, minerales, calorías y fibra, entre otros, son algunos de los beneficios que brindan las frutas. “La fibra, por ejemplo, ayuda con la digestión y limpia el intestino; de esta forma no hay constipación”, explica Viscarra. Además, brinda energía, pues tiene un azúcar menos dañina. Sin embargo, la especialista recomienda tener cuidado de no exagerar con algunas frutas como el plátano, las uvas, el mango, el higo, la palta y la chirimoya, porque brindarán mayor cantidad de calorías y es ahí cuando se engorda.

Las frutas que más ayudan con la digestión y evitan la formación de grasa son los cítricos, la papaya, la piña, los melones, la sandía y todas las que contienen agua.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿DE POSTRE? NO, MEJOR DE ENTRADA

A diferencia de lo que se cree, la fruta es más saludable si se la ingiere antes de la comida, pues la digestión se hace más rápida. “Una vez que se consume fruta, para luego dar paso a la comida, las encimas digestivas actúan más rápido y ayudan a descomponer los nutrientes de los otros alimentos”, explica Viscarra.

Si se consume fruta luego del almuerzo, por ejemplo, sus cualidades ya no se absorben como nutrientes y más bien se forma un azúcar que se transforma en grasa. “Por eso hay que comerla en el desayuno, a media mañana, en la merienda o a media tarde. Se puede comer fruta en la noche; de ser así, es mejor omitir la cena. Pero la hora más beneficiosa es, sin duda, el desayuno. Así lo recomienda la especialista.

LA FRUTA, UNA ALIADA DE LA PIEL

Para el nutricionista Boris Calle, las frutas, por ser ricas en vitaminas, ayudan a mejorar el aspecto de la piel, pues ésta absorbe lo que uno consume. “Las frutas que son ricas en vitamina C ayudan a la cicatrización de la piel y evitan la proliferación de infecciones de la dermis”.

Viscarra coincide con esa afirmación, pues “para tener una piel sana, el cuerpo debe recibir mayor cantidad de vitaminas, mejor si son de las frutas”.

PLÁTANO EN EL EQUIPO DE LOS DEPORTISTAS

Para quienes practican deportes o hacen ejercicio, es recomendable incluir al plátano en su dieta, “porque éste devuelve, de manera natural, la energía que se pierde”, dice Viscarra.

Por otro lado, el plátano tiene potasio, que ayudará a restituir los electrolitos que se pierden cuando se transpira al hacer ejercicio”. De ahí que ayuda a paliar la popular macurca.

OJO CON ESAS MEZCLAS VITAMÍNICAS

Viscarra explica que no es aconsejable mezclar frutas en un jugo o en una ensalada, “porque es una carga muy fuerte de calorías para el cuerpo. A veces se hacen jugos de leche con fruta, miel e incluso huevo, lo cual colaborará al aumento de peso”.

Si se desea consumir jugos de fruta con leche, “es recomendable combinar una fruta con leche descremada, porque la leche entera tiene grasa, y ésta no se la necesita”.

¡Ah! Y en vez de azúcar, puedes utilizar la estevia para endulzar tus alimentos, pues el azúcar también es otra fuente alta de calorías.

EL HÁBITO DESDE LA NIÑEZ

El hábito de consumir fruta no es fácil de adquirirlo. Por eso, los especialistas aconsejan a los padres, crear esta costumbre cuando sus hijos aún son niños. “Si se come fruta, cómo debe ser, desde la niñez, es más seguro que a futuro, la persona tenga facilidad de añadirla en la lista de alimentos”, indica Viscarra.

LO QUE NO SABÍAS DE LAS FRUTAS

Ojo con las dietas de frutas. El nutricionista Boris Calle explica que no es recomendable exagerar con nada. Pues no es saludable.?Si se hacen dietas con frutas, que tal vez son diuréticas, se corre un riesgo de tener en el futuro serios problemas renales.

Comer fruta ayuda al corazón. Comer más de cinco porciones de fruta y vegetales al día ayudará a la disminución de ataques cardiacos. Estudios sobre el tema sugieren que entre mayor sea la ingestión de frutas y vegetales, menor será el riesgo de padecer un ataque.

Está prohibido combinar... Naranja con zanahoria, pues eleva la acidez, causa disfunciones en el hígado, estimula el exceso de bilis, potencia sustancias que agreden el sistema renal, produce agrieras y reflujo y deterioro de los uréteres, entre otros.

Los frutos secos. No presentan producto de desecho como urea o ácido úrico, abundantes en la carne. Están libres de bacterias perjudiciales a las que se expone la carne. Están libres de parásitos. Son ricos en vitamina B, necesarias para la salud de los nervios del cerebro. 

Fuente: www.la-razon.com

CAJA DIAMANTE
CAJA SOLES