FARINGITIS

EUCALIPTO

El aceite esencial, en uso interno o por inhalación, tiene una importante acción antiséptica de las vías respiratorias y es una de las plantas más efectivas para las
afecciones bronquiales y pulmonares. Antihelmíntico y astringente, desodorante, balsámico y broncodilatador, expectorante y febrífugo, hipoglucemiante, mucolítico y sudorífico. En uso externo es antiinflamatorio, antiséptico y cicatrizante

Indicado en asma bronquial, bronquitis, cistitis, diabetes ligera, faringitis, gripe, halitosis, resfriado, rinitis, sinusitis y traqueitis.

Uso externo en eccemas, heridas, irritación cutánea y vulvovaginitis.

Incompatible con medicamentos analgésicos, anestésicos y sedantes.

Contraindicado si hay hepatopatía, inflamación del tracto gastrointestinal o de las vías biliares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MODO DE EMPLEO: Infusión, extracto seco, extracto fluido, jarabe, aceite esencial y cápsula. Solo o con otras plantas expectorantes y anticatarrales como hisopo, espliego y orégano, romero y menta, melisa, malva y amapola.

En uso externo, vaporización e inhalación húmeda.

El carbón vegetal de la madera de eucalipto es un remedio muy apreciado en intoxicaciones accidentales (por veneno, alimentos en mal estado, setas venenosas), actuando como un antídoto universal, y en caso de colitis, diarrea y disbacteriosis o fermentaciones intestinales, absorbiendo las toxinas intestinales producidas por los gérmenes patógenos.

Fuente: http://www.herbogeminis.com/eucalipto.html

 

 

 

 

 

 

 

INICIO DULCES JABON JUEGOS ROMPECABEZAS OFICINA   CONTACTO PLANTAS