Tratamiento de la agorafobia

La angustia que puede producir la agorafobia es muy real. Afortunadamente, hay tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas y superar los temores. Quizás usted no logre vencer su miedo fácilmente ni de la noche a la mañana, pero tenga paciencia: con el tiempo, es probable que llegue a sentirse más sereno y menos atemorizado.

Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación pueden disminuir su ansiedad y aliviar los síntomas físicos de un ataque de pánico. Podría beneficiarse practicando una o más de las siguientes técnicas:

  • Ejercicios de respiración profunda: le enseñan a conservar la calma respirando hondo y lentamente.

  • Relajación muscular progresiva: se tensa y luego se relaja cada músculo del cuerpo.

  • Visualización: se aprende a disminuir el estrés imaginando escenas llenas de paz y tranquilidad.

  • Biorretroalimentación: una máquina especial le ayuda a aprender cómo relajar el cuerpo.

Medicamentos

Los medicamentos pueden desempeñar un papel clave en su tratamiento, aliviándole los síntomas ya sea antes de que usted comience la terapia o como parte de su atención médica continua. Su médico puede explicarle los medicamentos que usted tiene a su disposición

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Terapia

Terapia cognitiva: Esta terapia le enseña a sustituir las ideas que le producen ansiedad por pensamientos positivos. Por ejemplo, si usted siente miedo de encontrarse en una tienda o centro comercial concurridos, aprenderá a no pensar obsesivamente en su temor. En lugar de ello, podría decirse a sí mismo: “Ahora estoy nervioso, pero esto se me pasará y pronto me sentiré mejor.”

Terapia conductual: Trabajando con su terapeuta, usted aprenderá a enfrentar sus temores poco a poco. Al principio, tal vez se limite a pensar en los lugares o situaciones que lo asustan; más adelante, cuando esté listo, quizás llegue a confrontarlos en persona. Es probable que usted venza su miedo en etapas. Por ejemplo, primero podría pararse fuera de una tienda, luego intentará entrar y quedarse sólo un minuto. Más adelante, tal vez compre algo. Cuando pueda dar el primer paso con seguridad, podrá avanzar al segundo: cada vez sentirá menos miedo.

Cambios en el estilo de vida

Adoptar un estilo de vida sano puede ayudarle a manejar el estrés. Asegúrese de comer una dieta sana rica en frutas, vegetales y granos integrales. Haga ejercicio con regularidad por lo menos 30 minutos casi todos los días, y evite consumir alcohol y otras drogas.

Fuente: http://nih.kramesonline.com/spanish/HealthSheets

 

INICIO DULCES JABON JUEGOS ROMPECABEZAS OFICINA   CONTACTO PLANTAS