INICIO DULCES JABON JUEGOS ROMPECABEZAS OFICINA  

ANGINAS

FRAMBUESA

La medicina tradicional de China utiliza sus frutos como depurativos de los riñones y del higado. La ingestión habitual de este fruto ayudaría a limpiar las vías urinarias y eliminaría las toxinas del hígado y de la sangre.

LIMON

Para las personas diabéticas el limón es bueno por su bajo contenido en azúcares. Otra propiedad que se le atribuye es la de ser antianémico. Además, es de todos conocido el remedio contra la fiebre que consiste en zumo de limón con agua caliente y miel. El mismo preparado servirá para aliviar la bronquitis. Las anginas se pueden tratar haciendo gargarismos con zumo de limón (unas diez cucharaditas de este cítrico en un vaso de agua). La vitamina C contenida en los cítricos, tomada diariamente, contribuirá, en gran medida, a mantener alejados de nosotros a los virus del resfriado y la gripe. Los deportistas o personas que desarrollan esfuerzos físicos pueden recuperarse del cansancio con zumo de limón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un estudio hecho en la escuela de medicina de la Universidad de Boston sugiere que la vitamina C estimula la producción de la nitroglicerina natural del cuerpo. De modo que ingerir más naranja, podría ahuyentar los infartos y la angina de pecho. Este nutriente hace que se desbloqueen las arterias al hacer que se dilaten.

Naranja

Es depurativa y diurética. El consumo frecuente del jugo facilita la eliminación y ayuda a corregir el estreñimiento.

Su mayor riqueza es la vitamina C, pero también es buena fuente de inositol, es necesaria para el buen funcionamiento del cerebro, el corazón y los músculos. El potasio abunda en ella.

Si se come el bagazo, aporta fibra dietética. Además, la pulpa blanca que está entre la cáscara y los gajos contiene pectina, una fibra soluble, cardioprotectora.

 

CAJA DIAMANTE
CAJA SOLES