ALBARICOQUE

Rico en vitamina A y C. Para las hemorroides se utiliza como baño de asiento. Por su riqueza de vitamina A, el albaricoque resulta muy beneficioso para la vista (sobre todo para problemas de visión nocturna) y la pigmentación en la piel. Ayuda a mejorar el sistema inmunológico. La concentración de carotenoides pro-vitamina A, está vinculada a la reducción del riesgo de contraer cáncer

BOROJO

Afecciones bronquiales, ayuda a equilibrar el azúcar en la sangre, combate la desnutrición, controla la hipertensión arterial, aumenta la potencia sexual.

CIRUELA

El mejor remedio para el estreñimiento

CHIRIMOYA

Colesterol, Problemas de transito intestinal, estreñimiento (gran poder laxante), Hipertensión, Problemas Cardiovasculares, Controla los niveles de azúcar en sangre. Anemia. Favorece la formación de glóbulos rojos y blancos, estrés

CHONTADURO

El uso mas común del chontaduro es el consumo del mesocarpo de sus frutos que tiene un alto valor alimenticio, equivalente con el de un huevo; es rico en carbohidratos (35,7%); proteínas (6,3%); grasas (5,8%) y vitamina A con uno de los mas altos contenidos entre los productos vegetales (1.V. 867.7), además de otras vitaminas y minerales. Datiles: Hervidos en agua o leche se usan como expectorantes. Suministra 300 calorías por cada 100 gramos. Durazno: para el estreñimiento, enfermedades de la piel, próstata, insuficiencia renal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MANZANA

Son ricas en Pectina (buen aliada contra el colesterol y la diabetes), aminoácidos, ácidos, azúcares, fibras. Popularmente se le asignan propiedades antiinflamatoria del aparato digestivo, gracias a la pectina es a la vez laxante suave y astringente en caso de diarréas o colitis, diurético y depurativa, incluso anticatarral e hipotensora. Incluso el zumo de manzana se presenta frecuentemente como producto de belleza, capaz de suavizar el cutis.

PIÑA

Es diurética (al ser ingerida provoca una eliminación de agua y sodio en el organismo), desintoxicante y digestiva. Comer todos los días una rodaja de la misma y tomar cada hora algo de su jugo, durante diez días. No debe comerse cerca de las comidas, en lo posible una hora antes o una hora después.

UVA

Por su riqueza en azúcares e hidratos de carbono constituye una fuente de energía natural para los que precisan un esfuerzo extra como deportistas, estudiantes, niños en época de crecimiento o personas con niveles bajos de azúcar en la sangre. Este aspecto viene reforzado cuando consumimos este fruto en forma de pasas, en cuyo caso el contenido en hidratos de carbono y calorías triplica a cuando lo hacemos en fresco. Se recomienda contra la anemia, estados febriles, nefritis, reumatismo y gota.

CHIRIMOYA

Colesterol, Problemas de transito intestinal, estreñimiento (gran poder laxante), Hipertensión, Problemas Cardiovasculares, Controla los niveles de azúcar en sangre. Anemia. Favorece la formación de glóbulos rojos y blancos, estrés

HIGO

Fresco resulta un alimento energético, suave laxante y diurético, además de que es reconocido como buena fuente de fibra, vitaminas A y C, algunas del complejo B, además de importantes minerales como potasio, hierro, fósforo, magnesio, cobre y zinc, lo cual lo hace destacar notablemente para prevenir anemia y estimulante en quienes realizan esfuerzos intelectuales

LIMON

Para las personas diabéticas el limón es bueno por su bajo contenido en azúcares. Otra propiedad que se le atribuye es la de ser antianémico. Además, es de todos conocido el remedio contra la fiebre que consiste en zumo de limón con agua caliente y miel. El mismo preparado servirá para aliviar la bronquitis. Las anginas se pueden tratar haciendo gargarismos con zumo de limón (unas diez cucharaditas de este cítrico en un vaso de agua). La vitamina C contenida en los cítricos, tomada diariamente, contribuirá, en gran medida, a mantener alejados de nosotros a los virus del resfriado y la gripe. Los deportistas o personas que desarrollan esfuerzos físicos pueden recuperarse del cansancio con zumo de limón.

La anemia es el empobrecimiento de la sangre y se caracteriza por la disminución de glóbulos rojos. Entre las principales causas de esta enfermedad se encuentran la mala alimentación, la pérdida de sangre por hemorragias y la falta constante de aire puro. Los síntomas son: color pálido de la piel, -algunas veces amarillento- , la cara interior de los párpados es menos roja, los labios pierden su color, y pies fríos, debilidad general, flojera, dolor de cabeza, falta de apetito, pérdida de la memoria, desmayos, perturbaciones de la vista y mucho sueño.

1. Comer bien y balanceado. La dieta debe basarse leche, soya, huevo, fruta fresca y verdura.
2. Evitar fatigas corporales, cerebrales y sexuales.
3. Despúes de comer, dormir un rato con el cuarto ventilado. Hay que evitar enfriamientos.
4. Hacer ejercicio, pero deben evitarse los excesos.
5. Comer alimentos ricos en hierro, como melaza de caña, cereales y nueces.
6. Tomar bayas de enebro como si fueran píldoras.
7. Comer ensalada de berros acompañada de ajo, jitomate, lechuga, alfalfa, aceite de olivo, jugo de limón y sal.
8. Remojar toda la noche raíz de genciana y tomar el agua en ayunas. También se puede tomar como té, una taza antes de cada comida.
9. Comer muchas ciruelas y nueces, ya que la nuez es uno de los alimentos más completos que existen.
10. Tomar caldo d espinacas hervidas con cebolla, ajo y jitomate.
11. Al terminar debe ingerirse una taza de té de menta, genciana y semillas de anís, en partes iguales. También puede ser de canela o de hojas, corteza o cáscara de nogal.

 

INICIO DULCES JABON JUEGOS ROMPECABEZAS OFICINA   CONTACTO PLANTAS